Por favor espere ...
Servimos en salud mental
LA NARIZ DE PINOCHO

martes 13 de mayo de 2014, 07:54:46 AM

Al encontrarnos con este título, evocamos  la universal obra de Carlo Collodi, y también le vemos la cara a la palabra mentira y al uno adentrarse en la mentira, de igual forma, le suenan los versos cantados de Silvio Rodríguez, en su obra “La primera mentira”, la cual dice:

“Cuando estuve en un bosque encantado
noté con asombro que una piedra me cantaba
con modulaciones y con timbres de tenor.

Debajo de la piedra vi a un sapo invernando
y supe que era el sapo el que cantaba
y seguí buscando maravillas que saber/…

De lejos vi una fuente que brillaba

y corrí hacia ella, pues tenía aguas de oro.

Era inconfundible aquel color como miel.

 

El sol se reflejaba en la fuente abandonada

y supe que era el sol el que brillaba

desilusionado por dos veces me alejé…

Quería una princesa convertida en un dragón
quería el hacha de un brujo
para echarla en mi zurrón.
Quería un vellocino de oro para un reino/…
quería ir hasta el cielo en un frijol sembrado
y ya”.

 

Al contrastar a Pinocho con la canción de Rodríguez, nos es posible acercarnos a la idea de engaño, tan común en nuestras vidas. El engaño de decir que nos amarán siempre, sin reconocer mínimamente que moriremos, el engaño de ofrecer lo que no se tiene expresando por ejemplo: “Te regalo la luna de esta noche”, el engaño de creer que hay justicia y por tanto igualdad… En fin…El engaño permanente y propio de soñar sin tener en cuenta el logro de aquello, de no reconocer que tenemos un límite, en este orden de ideas, nos movemos entre las marañas del engaño, hermano doble de la mentira. Así la mentira ha construido un nicho entre nuestras pieles y permite el trato cortés, la prudencia, el diálogo, la sonrisa a medias y la búsqueda de favores en su nombre, por lo cual se hace tan común que ya no nos es perceptible, y perpetuamos su presencia en todas nuestras relaciones internas y externas, donde sobresale la relación amorosa que justifica sus falacias con el temor a la pérdida.

Es tan complejo el asunto de la mentira, que se nos instala en la mente como un germen que conduce las ideas y para combatirlo sólo hemos podido crear el simbolismo de lo malo o del infierno, logrando nada más que una confusión fundamental, que viéndola con detenimiento nos podría causar risa.

 

En palabras de Freud,  en su texto del malestar en la cultura, se sostiene que vivimos por lo general aceptando un conjunto de mentiras y engaños para hacernos más simple aunque no más satisfactoria la existencia, por ello en Análisis terminable e interminable escribe que: "la relación psicoanalítica está basada en el amor a la verdad, es decir, el reconocimiento de la realidad." Entendida esta realidad como la manera en que vivimos nuestra vida, y encontrar nuestra responsabilidad en la producción de malestares y síntomas. Aceptar esta realidad aunque nos sea desfavorable, amarga, dolorosa o triste. Se trata de ver el entramado de nuestra realidad y asumir que somos responsables de nuestros problemas y del mismo decurso de nuestra vida.

 

Así la mentira, como un  elemento acompañante de lo humano para hacer soportable el hecho de no conocer el futuro y el final, es odiosamente infinita, por ello la realidad y no la verdad, se convierte en nuestra forma de navegar, de flotar cual cometa al viento fuerte de agosto, de sentir que las posibilidades de “ mejorar”  son las que parten de saber que nuestra fragilidad es absoluta y que sólo nuestras ideas y realizaciones, lo que tejamos en el otro con hilos de vida, lo que sembremos fructíferamente  en la tierra de la desesperanza, lo que confiemos y persistamos, es el alivio para la nariz de pinocho.

 En cada quien, en cada sujeto, en cada pedazo del gran tejido que somos, estará la voz de la mentira, pero ella no deberá hacerse un elemento que dañe, sino un elemento que se reconozca y se indague para volar cerca de la real verdad.

Publicado por Milton Fabian | No hay comentarios

Comentarios

Debe haber iniciado sesión para dejar un comentario

  • No hay comentarios
Más artículos
Usuario: Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
Nombre: Apellidos: Usuario: Contraseña: Verificar contraseña: Correo electrónico:
Terapeutas conectados
En este momento no hay terapeutas disponibles en línea.

Para ser atendido en línea, seleccione el número de sesiones y el psicoterapeuta de su preferencia.

Sesiones
Psicoterapeuta
Frase célebre

El arte no enseña nada más que el significado de la vida

Henry Miller

Grafiteros
  • Facundo: Camina o te alcanza la Parca http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/news/fullstory_150458.html#.VMKSDoJeJx
  • kitayama: Expresar la ira es malo para los gringos y excelente para la salud de los japoneses
  • Mion: Ahora resulta que hacerse pis en la cama es el medidor de depresión: si te cascan te deprimes, si no lo hicieron, te salvas
  • Glass: No seas plástico, regresa al envase retornable
  • nietzche: Segun la mitologia cristiana, hoy 22 de octubre dios creo el mundo. Me gustaria saber quien y como pudo verificarlo
Saludo
Encuestas

Dado el creciente interés en el tema de la felicidad, nos preguntamos: ¿Cual de estas cosas te haría mas feliz?

Ganar la lotería
Tener un trabajo estable
Ser correspondido en el amor
Vivir muchos años
Resultados
Síganos
© 2017 Alféizar - Todos los derechos reservados
Desarrollado por FELINUX LTDA