Por favor espere ...
Servimos en salud mental
INTERPRETANDO EL SUEÑO

miércoles 28 de diciembre de 2011, 12:47:42 AM

 

Después de diez años, esta noche me correspondió hacer un turno de urgencias en el hospital psiquiátrico en el que trabajo.  Saludar a todos con semblante nervioso de residente de primer año y preguntarle a los estudiantes de medicina y a los enfermeros que me corresponde hacer, como manejar los equipos y la dinámica perdida de sentarse en las sillas de observación a esperar pacientes, me hicieron pensar que probablemente mi noche va a ser toda una odisea.

 

En uso de mi pleno derecho a aburrirme en el turno, empecé a considerar cuantos días o semanas de vida me va a acortar este asunto de pasarme la noche en vela y encontré varias cosas interesantes para tratar de contrarrestarlo.

 

Todos los artículos que revisé insisten en que el tiempo adecuado de sueño nocturno de un adulto normal son ocho horas diarias que protegen de diversas maneras nuestra salud mental, nos permite ser productivos, capaces de entender, atender, dialogar y al parecer, nos hace razonablemente atractivos.

 

Fue muy interesante este último punto, porque aunque parezca una receta de revista de variedades,  existen artículos tan serios como uno de la doctora Leslie Corridan publicado en la prestigiosa revista científica British Medical Journal que encontró que cuando las personas han dormido poco se perciben como menos atractivos y saludables, llegando a la conclusión que en la noche la piel libera toxinas a través de las glándulas sudoríparas y si no puede hacerlo, al dia siguiente estamos mas “lentos, aburridos y mediocres”. Termina el artículo recomendando las cremas y lociones exfoliantes por razones que jamás se me hubieran ocurrido.

 

El cuerpo está diseñado para trabajar en un patrón llamado circadiano, que consiste en que a lo largo del dia existe un tiempo para todo, lo cual incluye el dormir. Cuando este circuito se rompe, el organismo se torna caótico: sus niveles de azúcar en la sangre, el colesterol y el ritmo cardíaco son afectados negativamente, y los cambios en los niveles de neurotransmisores del cerebro conspiran para bloquear todos los pensamientos razonables y convincentes, excepto uno: ¿Dónde puedo descansar?, pero la solución no es tan sencilla, porque muchas veces debemos permanecer despiertos de forma obligatoria y en contra de la teoría de las abuelas que dicen que es riesgoso, la recomendación de algunos autores como el doctor William Kohler del Instituto de Sueño de la Florida, es que al dia siguiente debemos lavarnos la cara con agua fría y hacer unos minutos de ejercicio cardiotónico ligero, por su potencial de liberar adrenalina y endorfinas, que nos hacen sentirnos mas alerta.

 

Una recomendación adicional, bastante exótica por cierto, es que en vez de concentrarnos en un punto fijo en el horizonte mientras trotamos, es levantar la cabeza y mirar el cielo, porque el azul es el color que mas estimula los foto receptores del ojo a inducir al cerebro a producir la neuro hormona melatonina, que aumenta al dormir, según el doctor Bert Jacobson del mismo instituto.

 

Las recomendaciones adicionales para recuperar energía y relajarnos después de una noche de insomnio incluyen:   comer porciones pequeñas durante todo el dia, escuchar su música favorita, tomar algo de bebida cafeinada y dormir una siesta corta de menos de quince minutos.  

 

Al parecer el sueño no es el periodo de descanso del cerebro que habíamos imaginado sino que es el momento en que se ocupa de la concreción de los recuerdos, reorganizarlos y volver a configurarlos, fomentando nuevas perspectivas. Esto explica por qué dormir una idea puede pagar dividendos productivos, atractivos y creativos; y la incapacidad de conciliar el sueño conduce a una escasez notable de inspiración al día siguiente.


Según el profesor Jim Horne, director del Centro de Investigación del Sueño de la Universidad de Loughborough para la siesta perfecta debemos reposar la cabeza en un lugar tranquilo y una silla cómoda durante la hora de almuerzo después de tomar una taza de café. A continuación, ponemos el despertador para una siesta de 15 minutos. El café es un estimulante que toma unos 20 minutos en hacer efecto y, combinado con la siesta, debe animarlo lo suficiente como para sobrellevar el cansancio de la tarde. Eso sí, no podemos caer en la tentación de dormir para los más de 15 minutos porque el sueño profundo entrará en funcionamiento y hará un suplicio el resto del dia.

 

Publicado por Ivan | No hay comentarios

Comentarios

Debe haber iniciado sesión para dejar un comentario

  • No hay comentarios
Más artículos
Usuario: Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
Nombre: Apellidos: Usuario: Contraseña: Verificar contraseña: Correo electrónico:
Terapeutas conectados
En este momento no hay terapeutas disponibles en línea.

Para ser atendido en línea, seleccione el número de sesiones y el psicoterapeuta de su preferencia.

Sesiones
Psicoterapeuta
Frase célebre

El que todo lo juzga fácil encontrará la vida difícil.

Lao Tse

Grafiteros
  • Facundo: Camina o te alcanza la Parca http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/news/fullstory_150458.html#.VMKSDoJeJx
  • kitayama: Expresar la ira es malo para los gringos y excelente para la salud de los japoneses
  • Mion: Ahora resulta que hacerse pis en la cama es el medidor de depresión: si te cascan te deprimes, si no lo hicieron, te salvas
  • Glass: No seas plástico, regresa al envase retornable
  • nietzche: Segun la mitologia cristiana, hoy 22 de octubre dios creo el mundo. Me gustaria saber quien y como pudo verificarlo
Saludo
Encuestas

Dado el creciente interés en el tema de la felicidad, nos preguntamos: ¿Cual de estas cosas te haría mas feliz?

Ganar la lotería
Tener un trabajo estable
Ser correspondido en el amor
Vivir muchos años
Resultados
Síganos
© 2017 Alféizar - Todos los derechos reservados
Desarrollado por FELINUX LTDA