Por favor espere ...
Servimos en salud mental
LA FORMA Y EL FONDO

lunes 04 de junio de 2012, 01:18:29 PM

 

 

LA FORMA Y  EL FONDO:

EL FONDO AL QUE CAIMOS Y LA FORMA EN QUE DILUIMOS LA RESPONSABILIDAD

 

 

Hace algunas semanas fui abordado por alguien que venia en representación de un grupo de   profesionales Chocoanos que viven en Cali hace muchos años. Traía una carta abierta, en la que expresaban sus quejas por el trato de que habían sido objeto por parte de un diputado a la asamblea del departamento de Antioquia, que se había opuesto a algún desembolso de dinero de su región para mejorar las comunicaciones viales con el vecino Choco. Por sus palabras desobligantes, el sujeto se convirtió en la comidilla de la prensa por varios días y pasó de ser un anónimo diputado a un líder de una conspiración en contra de las comunidades negras, que se alzaron en ira santa a defenderse de todas las maneras factibles.

 

Esta semana una mujer fue agredida violentamente una madrugada en el parque Nacional, en pleno centro de la capital. La sevicia y maldad con que fue atacada despertaron un fervor ciudadano que ha generado manifestaciones por los derechos de la mujer que no habían sido logradas por otras acciones igual o mas violentas que se desarrollan en lugares apartados de este país.

 

Miles de personas expresan en las redes sociales su rechazo a las conductas de algunos de nuestros inefables padres de la patria que dan papaya mediática: el que dice que no le alcanza el sueldo para pagar el combustible de sus vehículos blindados, el que impide que la autoridad revise si esta tomado y utiliza sus influencias para hacer regañar a los policías que lo acosan, la canciller que dice que “donde hay un hombre, hay prostitución”, entre otras muchas tonterías que están a la orden del dia y que constituyen una sucesión infinita de trivialidades con la que nuestra farándula criolla logra mantenerse en la portada de las revistas y periódicos, que al dia siguiente destapan otra estupidez.

 

Hoy el vicepresidente Angelino Garzón excusó sus visitas a una veintena de países para promocionarse hacia el puesto de presidente de la OIT y explicó que no podía desplazarse como un “zarrapastroso” y por esto sus viajes a costa de los contribuyentes los hacía en “primera clase”.

 

La respuesta indignada de los espectadores se sostiene por algunas horas o días cuando mucho, porque la sucesión de noticias sobrepasa la capacidad de todos de mantener la atención.  Por ese motivo nos encontramos con la búsqueda cotidiana de héroes que por su conducta representan cosas que debieran ser lo acostumbrado en vez de motivo de exposición mediática: el taxista que devuelve el maletín lleno de dinero y documentos importantes, el soldado que ayuda a cambiar una llanta a una señora cuyo auto se varó en la carretera o el bombero que salva el perro en el incendio a pesar de las tarascadas del can, el cantante o aspirante a actor que con nuestros  votos lograra su objetivo de llegar a ser estrella.

 

Como dice Lipovetsky “cuanto más se debilita la religión del deber, mas generosidad consumimos; cuanto más progresan los valores individualistas, mas se multiplican las escenificaciones mediáticas de las buenas causas y más audiencia ganan”. Razón que motiva los conciertos a favor de causas sociales, los teletones y los  reality-show  que apelan a nuestra sensibilidad para lograr un cambio temporal en las condiciones sociales mientras nos distraen sin ir al fondo del asunto.

 

Continuando con Lipovetsky, lo que hasta ahora requería de una formación moral o  un cuerpo de doctrina que nos era aportado por los padres o los profesores, se convirtió de repente en una sucesión de golpes mediáticos que en forma ininterrumpida e incesante nos fijan las causas a las que debemos apoyar o los enemigos que debemos combatir, determinados por el poder omnisciente de los medios.   Esta forma de generosidad grupal impuesta se cumple  fácilmente: solo es necesario escribir un mensaje de texto y también nos permite la comodidad de librarnos de compromisos o comprar una camiseta ecológica por internet  y desculpabilizarnos la conciencia con el niño o el anciano que pide comida en los semáforos y que nos toca la ventanilla.

 

Ya  Nietzsche hablaba de la “moral de la piedad universal”  que compendiaba aquello de que en los siglos democráticos,  los hombres no se ocupan de los vecinos pero tienen una rara sensibilidad por los problemas generales de la humanidad como ente abstracto, parafraseando a Tocqueville.  

 

Una consecuencia de esta forma sensacionalista de incentivar desde la prensa los comportamientos morales inducidos, es hacer innecesaria la censura. La agitación constante de los medios oculta cada noticia con un alud de información que impide la elaboración del discurso, obstruye los procesos de cambio y facilita las medidas superficiales e inmediatistas que son más llamativas aunque su utilidad quede en entredicho.

 

Los llamados a la virtud que hacen algunos líderes religiosos y políticos, terminan convertidos en eslóganes  de cajón que se reproducen en un solo pictograma de facebook o en un micro aforismo de twitter que si bien les dan popularidad, no llevan a consecuencias reales, pues, como ya lo había mencionado cuando comentaba el “efecto Genovese”  http://alfeizar.org/blogs/31  sobre el caso de la joven que fue agredida en frente de todos sus vecinos: cuando muchos observan, la responsabilidad individual se diluye y finalmente ninguno hace nada o lo hace tardíamente.

 

Es difícil llegar a conclusiones sobre este asunto, pero se podría aventurar que al ser la generosidad una virtud privada, su exposición mediática no logra el cometido de convertirla en la forma ideal de conducta, así que  la propuesta debe ser propugnar por una “ética inteligente” en la que llegue al justo medio y medida, que combine interés y respeto, presente y futuro, acorde con las circunstancias en que nos tocó vivir.

 

Entonces, tocará firmar el manifiesto y asistir a la marcha contra la violencia,  pero entender que estas acciones puntuales no conducen a nada a menos que definamos nuestras prioridades éticas libres de la presión de los medios y  de la censura que se nos impone por ellos mismos, y actuemos en consonancia y con inteligencia buscando un propósito común.  

 

Pero anoche ganó la selección Colombia.  

Publicado por Ivan | No hay comentarios

Comentarios

Debe haber iniciado sesión para dejar un comentario

  • No hay comentarios
Más artículos
Usuario: Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
Nombre: Apellidos: Usuario: Contraseña: Verificar contraseña: Correo electrónico:
Terapeutas conectados
En este momento no hay terapeutas disponibles en línea.

Para ser atendido en línea, seleccione el número de sesiones y el psicoterapeuta de su preferencia.

Sesiones
Psicoterapeuta
Frase célebre

No pongas en peligro tu vida. Eres todo lo que tienes.

Janis Joplin

Grafiteros
  • Facundo: Camina o te alcanza la Parca http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/news/fullstory_150458.html#.VMKSDoJeJx
  • kitayama: Expresar la ira es malo para los gringos y excelente para la salud de los japoneses
  • Mion: Ahora resulta que hacerse pis en la cama es el medidor de depresión: si te cascan te deprimes, si no lo hicieron, te salvas
  • Glass: No seas plástico, regresa al envase retornable
  • nietzche: Segun la mitologia cristiana, hoy 22 de octubre dios creo el mundo. Me gustaria saber quien y como pudo verificarlo
Saludo
Encuestas

Dado el creciente interés en el tema de la felicidad, nos preguntamos: ¿Cual de estas cosas te haría mas feliz?

Ganar la lotería
Tener un trabajo estable
Ser correspondido en el amor
Vivir muchos años
Resultados
Síganos
© 2017 Alféizar - Todos los derechos reservados
Desarrollado por FELINUX LTDA