Por favor espere ...
Servimos en salud mental
ACERCA DE PRESCRIBIR MEDICAMENTOS INNECESARIOS

martes 13 de mayo de 2014, 07:49:00 AM

 

Uno de los grandes dilemas de la medicina actual es descifrar que tan relevante es la prescripción de medicamentos y su uso después de algún tiempo, cuando es frecuente que produzcan más efectos secundarios que bienestar relacionado con su uso.  El ejemplo clásico de este problema es la utilización de medicamentos hipnóticos por tiempo  prolongado.  El lograr que un paciente al cual se le suministran medicinas para dormir, deje de usarlas cuando la letra menuda de los productos dice que solo deben usarse por unos pocos días o semanas, no nos es útil cuando tenemos que enfrentar al paciente y decirle que ya no le vamos a recetar el medicamento por más tiempo. Generalmente se convierte en el momento de crisis de la relación medico paciente y causa de numerosos problemas, incluidas las demandas por mala práctica.  En general los laboratorios no son de mucha ayuda, pues aunque dicen que se debe suspender la medicina, no ven con malos ojos la venta crónica de estos productos. 

La prescripción de medicamentos no es un asunto menor. Las grandes compañías farmacéuticas están entre las empresas más ricas e importantes del mundo, y utilizan cuantiosos recursos en el desarrollo de sus investigaciones pero también como toda empresa que espera utilidades, hace uso de todos sus argumentos comunicacionales para lograr que el producto se posicione dentro del mercado. Introducir un producto nuevo al mercado puede llegar a generar unos gastos que se han cuantificado en varios cientos de millones de dólares, muchos de los cuales se utilizan en publicidad con médicos y pagos a generadores de opinión dentro del gremio, que pueden ser más voluminosos que los recursos destinados a la investigación. Esto es clave porque introduce el asunto económico en el tema de los medicamentos usados de forma prolongada, ya que en general el medicamento nuevo que viene a desplazar otros productos, tiene un costo más elevado.

La elección del problema a tratar, el medicamento a investigar y la promoción que de estos productos se haga, también tiene mucha importancia y es difícil explicar para alguien que no toma en consideración argumentos de mercado, porque se destina más dinero a la investigación de los medicamentos para la impotencia sexual, que lo que se gasta en enfermedades de importancia sanitaria como el paludismo o la tuberculosis.

Los medicamentos de uso crónico pueden seguir dos vías: si su utilización produce resultados iniciales sin mayores efectos secundarios, se continúan de forma indefinida y de esta manera se cronifica el uso de medicinas para el colesterol, medicamentos para la diabetes, medicinas para el sueño, analgésicos comunes, medicamentos supuestamente preventivos del infarto, entre otros. Pero si el medicamento produjo un efecto adverso medicamentoso, la mayoría de las veces en vez de suspenderlo, lo que ocurre es que se adiciona un segundo medicamento para contrarrestar ese efecto: por ejemplo, como algunos antihipertensivos nuevos producen edema de miembros inferiores, se empieza a usar un diurético que a su vez produce calambres en la piernas y para esto se empieza a usar medicina para “la circulación”; o cuando se usa un analgésico común que produce una gastritis medicamentosa y se empieza a usar un antiácido y un anti ulceroso.

 Un asunto a considerar es la costumbre inveterada de los médicos generales de continuar las medicaciones formuladas por un especialista, sin entrar en ninguna consideración o análisis crítico de la situación, las posibles comorbilidades o interacciones medicamentosas. De esta forma se empieza a usar indiscriminadamente, por ejemplo, medicamentos antidepresivos que producen numerosas interacciones con otras medicinas, lo cual no se considera en el momento  de hacer una fórmula que incluye todo un listado de medicinas que hacen las delicias de los vendedores de medicamentos.  

Hay muchas barreras que influyen en la capacidad de cambiar este tipo de comportamiento de los médicos,  que incluyen asuntos del individuo y del nivel de la intervención. Una de ellas es la consideración del médico de estar empeorando la situación del paciente si se atreve a suspender un medicamento, lo cual no constituye para ellos una meta de intervención: el paciente va al médico como al supermercado y mientras más grande la bolsa de medicinas más se siente apreciado por el profesional, porque también dentro de su ideario esta el que debe tomar gran numero de medicinas para todas las enfermedades de la modernidad: la obesidad, las dislipidemias, el cansancio crónico al que se le dan nombres llamativos dependiente de la especialidad “fibromialgia, polimialgia reumática, síndrome de fatiga crónica”, entre otros.

Pero ya varios estudios han logrado dar sustento a la idea de que el suspender una benzodiacepina, un antihipertensivo o un psicotrópico, no produce mayores daños en la mayoría de los pacientes. Un elemento que rara vez tomamos en cuenta es la opinión del paciente sobre su condición y muchas veces también olvidamos que los efectos secundarios de los medicamentos que nos obligan a introducir a la formulación una nueva droga, podrían obviarse si simplemente descontinuáramos o disminuyéramos la dosis de las medicinas que ya no son útiles o que lo son menos.   

Si lográramos brindar la educación suficiente a los médicos generales sobre las interacciones medicamentosas o los efectos adversos de diversas medicinas, además de lograr que en su conciencia entre en consideración la descontinuación del medicamento una vez ha cumplido su acción, les daría cierta libertad para entrar en ese tipo de determinaciones y finalmente hacer una medicina más racional. 

Publicado por Ivan | 1 comentario

Comentarios

Debe haber iniciado sesión para dejar un comentario

  • granja dijo:

    Sí ,de acuerdo... los médicos de la modernidad no curan...enferman...están llamados a saber,saber...no suben las escaleras sino que toman el ascensor de la comodidad.

    Mar 05 Jun 2012 16:25:05 COT

Más artículos
Usuario: Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
Nombre: Apellidos: Usuario: Contraseña: Verificar contraseña: Correo electrónico:
Terapeutas conectados
En este momento no hay terapeutas disponibles en línea.

Para ser atendido en línea, seleccione el número de sesiones y el psicoterapeuta de su preferencia.

Sesiones
Psicoterapeuta
Frase célebre

Me celebro y me canto a mí mismo y lo que yo diga ahora de mí, lo digo de ti, porque lo que yo tengo lo tienes tú y cada átomo de mi cuerpo es tuyo también

Walt Whitman

Grafiteros
  • Facundo: Camina o te alcanza la Parca http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/news/fullstory_150458.html#.VMKSDoJeJx
  • kitayama: Expresar la ira es malo para los gringos y excelente para la salud de los japoneses
  • Mion: Ahora resulta que hacerse pis en la cama es el medidor de depresión: si te cascan te deprimes, si no lo hicieron, te salvas
  • Glass: No seas plástico, regresa al envase retornable
  • nietzche: Segun la mitologia cristiana, hoy 22 de octubre dios creo el mundo. Me gustaria saber quien y como pudo verificarlo
Saludo
Encuestas

Dado el creciente interés en el tema de la felicidad, nos preguntamos: ¿Cual de estas cosas te haría mas feliz?

Ganar la lotería
Tener un trabajo estable
Ser correspondido en el amor
Vivir muchos años
Resultados
Síganos
© 2017 Alféizar - Todos los derechos reservados
Desarrollado por FELINUX LTDA