Por favor espere ...
Servimos en salud mental
Sala de Profesores

miércoles 30 de octubre de 2013, 11:46:14 PM

Sala de profesores

En la sala de profesores había un topo. Nadie sabía quién era, pero lo cierto es que todo lo que se decía en la sala de profesores acababa llegando al Director.  Él disponía de un completo sistema de agentes y agentes dobles dentro del profesorado, que llamaba los FSS, Funcionarios Secretos de Seguridad.   Normalmente era un profesor del cuerpo docente cuya identidad era desconocida por todo el mundo, salvo por él.   De esta forma el FSS que ejercía bien su labor, obtenía ciertas concesiones o puntos en el escalafón de méritos; mientras que los docentes que se descuidaban, perdían puntos y finalmente terminaban siendo incluidos en una lista en la que el Director apuntaba de cuando en cuando a un profesor u otro, por los más diversos motivos: presentación personal, color del cabello, chistes, intervenciones en las reuniones, etc.  La lista se encontraba en un cajón inferior del escritorio del Director y todo el mundo estaba al corriente de su existencia, pero sólo unos pocos la habían visto.  

Por lo demás, en el funcionamiento del ERG de Göppingen (un instituto en el que el tiempo de las vacas  gordas ya había pasado) se podían distinguir cuatro pilares, en los que se basaba el sistema educativo.  Dichos pilares eran el miedo, los lamentos, la mentira y la farsa.  Para el Director la mentira era la quintaesencia del centro.   Nada de lo que decía tenía que ceñirse forzosamente a la verdad, nunca, aseguraba, se podía estar seguro de que cumpliría sus promesas, porque al final todos mentían.   De tal forma que, para él, la verdad era una afrenta abierta, una revolución, un bofetón en su cara, y en caso de toparse con la verdad tendría que tomar duras medidas.  Así era la vida en el ERG y los profesores lo consentían todo.  “Sí, incluso habían llegado a aplicar torturas con regularidad para averiguar lo que era capaz de aguantar un profesor”.  “Dichas torturas se aplicaban allí en el ERG, los miércoles a la sexta hora.  Todos estaban obligados a presenciar las torturas.  A las torturas se las denominaba reuniones.  Nada de lo que él, el Director, decía en una reunión tenía sentido alguno, pero a pesar de todo los profesores tenían la obligación de hacer como si sí lo tuviera”.   Muchas veces las reuniones acababan como habían empezado, pues a los directores se les instruía en técnicas de debate circular y con el tiempo ellos terminaban puliendo muy bien estas técnicas. La regla más importante era bastante simple: terminar donde se empezó.  “Lo cierto es que los profesores deberían rebelarse y decir lo que pensaban: que no había cambiado nada.  Pero preferían morir a abrir la boca, porque todos querían irse a casa”.

Las reuniones eran sólo uno de los numerosos suplicios ideados por la Delegación de Educación a que se veían sometidos los profesores, otra era la evaluación.  Para los profesores la evaluación era lo más importante, la evaluación era lo único que importaba, porque eso decidía la suerte de la carrera docente.  No había forma de escapar a las torturas de la evaluación y la arbitrariedad. 

Lo anterior daba sustento al segundo y más importante pilar del ERG y del sistema: el miedo.   El miedo se cernía sobre todos.  El miedo de los profesores a los directores y los padres, el miedo de los alumnos a los profesores, el miedo del director a la Delegación de Educación, el miedo de la Delegación al Ministerio de Educación.   El miedo era la fuerza interior del sistema entero.  “Con el tiempo, en Göppingen,  el miedo se había vuelto parte de la naturaleza de los profesores, razón por la cual se había hecho necesaria una válvula de escape, el miedo se liberaba mediante la expulsión de incesantes lamentos, el tercer pilar.   Y el principal lamento era: ¡Qué malo eran los alumnos!”. ¿Y la farsa? Esa queda para la imaginación del lector.

Esta era la atmósfera en la que se operaba el GC, un Grupo Conspirador, que se había propuesto socavar el sistema escolar vigente.  Estaba conformado por Jensen, Kenner, Pascal y Kranich.  Pero no era una conspiración de veras, sino sólo verbal, pues nadie quería jugarse el puesto de trabajo.  Lo único que hicieron fue una llamada desfavorable a la Delegación de educación, lo que produjo una investigación de los blancos (así se llamaba a los funcionarios de la delegación).   Pero lo que quedaba claro para el director, Höllinger, era que había un topo en el respondón cuerpo  docente del ERG, que había  ido contando fuera lo que pasaba en el centro.  Se propone descubrirlo y sus métodos desencadenarán las consecuencias finales de esta historia.

Hasta aquí la narración de Martin Kranich, el protagonista del inquietante relato del autor alemán, Markus Orths

En sus veinte capítulos no falta la sátira y el humor. Por su mordacidad, este relato nos hace pensar en “Cuentos de una Barrica” de J. Swift; pero también se percibe en sus páginas rescoldos kafkianos propios de “La Colonia Penitenciaria”.  A pesar de su final insólito y de lo ficticio de la narración, este autor alemán brinda una oportunidad placentera para reflexionar un poco sobre ciertas prácticas institucionales que –llevadas al extremo– pueden afligir a los profesores.  Por momentos  Orths lleva hasta lo grotesco el tema de las jerarquías laborales y el proceso de la evaluación docente, pero también instruye jocosamente en métodos de enseñanza eficaces como “La didáctica del Umbral”. 

 

EDITORIAL SEIX BARRAL

Traducción al español por María José Díez Pérez

Páginas: 158

Precio: 45.000

Publicado por Andres Cabal | No hay comentarios

Comentarios

Debe haber iniciado sesión para dejar un comentario

  • No hay comentarios
Más artículos
Usuario: Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
Nombre: Apellidos: Usuario: Contraseña: Verificar contraseña: Correo electrónico:
Terapeutas conectados
En este momento no hay terapeutas disponibles en línea.

Para ser atendido en línea, seleccione el número de sesiones y el psicoterapeuta de su preferencia.

Sesiones
Psicoterapeuta
Frase célebre

Me gusta contemplar a los hombres geniales y escuchar a las mujeres hermosas

Oscar Wilde

Grafiteros
  • Facundo: Camina o te alcanza la Parca http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/news/fullstory_150458.html#.VMKSDoJeJx
  • kitayama: Expresar la ira es malo para los gringos y excelente para la salud de los japoneses
  • Mion: Ahora resulta que hacerse pis en la cama es el medidor de depresión: si te cascan te deprimes, si no lo hicieron, te salvas
  • Glass: No seas plástico, regresa al envase retornable
  • nietzche: Segun la mitologia cristiana, hoy 22 de octubre dios creo el mundo. Me gustaria saber quien y como pudo verificarlo
Saludo
Encuestas

Dado el creciente interés en el tema de la felicidad, nos preguntamos: ¿Cual de estas cosas te haría mas feliz?

Ganar la lotería
Tener un trabajo estable
Ser correspondido en el amor
Vivir muchos años
Resultados
Síganos
© 2017 Alféizar - Todos los derechos reservados
Desarrollado por FELINUX LTDA