Por favor espere ...
Servimos en salud mental
ES LA DEMENCIA, ESTUPIDO

viernes 06 de febrero de 2015, 08:10:46 PM

 

Parafraseo la sabia sentencia de James Carville, el  estratega de la campaña que llevó a  Bill Clinton  a la presidencia de los Estados Unidos en 1992. Mientras por esas mismas fechas en que este personaje se decía a si mismo y de una vez les recordaba a los gringos que lo mas importante era la economía (“the economy, stupid“), la Organización Mundial de la Salud dirigía todos sus esfuerzos hacia la futurología y  después de un sinnúmero de estudios de fármaco economía llegaba a la predicción que para el año 2020 la depresión sería la primera o segunda enfermedad mas importante en el mundo por discapacidad, carga de enfermedad,  gravedad de los casos,  compromiso económico por las faltas al trabajo y otras variables elaboradas.   

 

Esta declaración, como todas las de estos organismos internacionales, tuvo repercusiones mediáticas importantes y motivó que los recursos de investigación se destinaran a la búsqueda de medicamentos y tratamientos para una enfermedad que se preveía epidémica en pocos años. 

 

Olvidaron un pequeño detalle: aunque la estadística demostraba que una de cada cuatro personas presentaría una depresión alguna vez en la vida, este diagnostico podía acompañar al sujeto por mucho tiempo pero la mayoría de los casos eran tan leves que no precisarían de los servicios de salud y mucho menos del uso de medicamentos o internación psiquiátrica. Era una epidemia mediática sin repercusiones clínicas a pesar de toda una estrategia publicitaria que se encaminó a hacernos ver todas aquellas situaciones vitales comunes tipo duelos,  rupturas y  separaciones, como una enfermedad.  El resultado: convertir al Prozac y los demás antidepresivos en medicinas milagrosas que lograban la cura de las tristezas  de la cotidianidad. “la droga de la felicidad“. El tan buscado Soma de Aldoux Huxley.

 

Pero ni aun así la multitud de casos que se esperaba inundarían los servicios se hizo presente. Los muertos y lesionados por intentos suicidas siguieron su lenta progresión, aumentando poco a poco, sin nunca llenar la morgue de los colmados hospitales. No se desocuparon las empresas por las turbamultas de oficinistas deprimidos que no irían a trabajar y causarían un daño abrumador a la economía.  Las depresiones, como los trastornos afectivos bipolares y las esquizofrenias se diagnostican mas hoy en día gracias a la conciencia creada sobre estas enfermedades entre el estamento médico, el involucro de otras enfermedades dentro del paquete médico y la disminución del temor del publico por la exposición mediática que ha desmitificado no solo los hospitales mentales sino también a los psiquiatras y psicólogos. Pero una cosa es un aumento lento y sostenido y otra una situación de calamidad como se pintaba en ese momento.

 

Entonces, ¿hacia donde se encamina la  epidemiología de la enfermedad mental en estos años?

 

Es posible que me equivoque por mis escasos conocimientos de econometría, pero creo que faltó una variable a tener en cuenta y fue el aumento de la edad de la población mundial que aunque fue un objetivo deseable para muchos, estaba acompañada de una serie de enfermedades degenerativas entre las cuales las neuro psiquiátricas se están llevando las palmas en cuanto a crecimiento de casos, compromiso de funcionalidad,  requerimiento de apoyo y supervisión, involucro de cuidadores y finalmente por los costos de los medicamentos y productos higienicos necesarios para su manejo. 

 

El nombre genérico de esta patología emergente, con diversas causas pero con una consecuencia única, es “Demencia“, sin mas.  Múltiples etiologías: daño de las neuronas por alteración de su sistema de sostén en la enfermedad de Alzheimer,  daño de la vasculatura por la aterosclerosis generalizada en la hipertensión y la diabetes que determina la demencia vascular, daños específicos de ciertas áreas del cerebro en enfermedades localizadas, en fin. Todo tiene una razón clave: nos hicimos cada vez mas viejos y esa búsqueda desaforada por lograr la eternidad no tuvo en cuenta que las neuronas se pierden y en general no se recuperan. El cerebro se hace cada vez mas chico por carencia de personal para manejar una maquinaria compleja y finalmente saca la mano dejando al individuo navegando como el Enterprise entre las nebulosas.

 

Hoy en la clínica es muy frecuente encontrar los familiares, que no pacientes, con requerimientos de pañales desechables, cirugías para alimentación por sonda gastroyeyunal,  elementos y medicinas para cuidados de lesiones dermatológicas, medicamentos psiquiátricos adicionales para insomnio, agitación, agresividad y desorganización conductual.  Además se ha documentado recientemente la existencia previa de ansiedad generalizada y el consumo por años de ansiolíticos benzodiacepinicos como un predisponente, que posiblemente no lo es tal, sino el manejo habitual de un trastorno de ansiedad prodrómico.

 

El punto de los medicamentos anti demenciales es interesante por lo controversial.  Los pocos existentes fueron desarrollados a finales de los años noventa, según dicen como respuesta a los problemas médicos del presidente Ronald Reagan y en cuestión de días se observó que tenían mas importancia para calmar la ansiedad del familiar que ante una enfermedad crónica y deteriorante que ocasiona cambios en el carácter y comportamiento de su familiar, casi siempre un personaje importante en la familia por su edad y precedencia, empieza una procesión médica en busca de solución a una enfermedad que pocas veces la tiene. Cuando no puedo aliviar el dolor o la enfermedad de mi familiar empiezo a preocuparme por asuntos como quejarme por la atención, en una variante del hacer por hacer.

 

Que no sirvan mucho no ha sido óbice para evitar que los precios de los tres o cuatro medicamentos anti demenciales vayan en escalada.  No es mucho lo que avanzan en cuanto a resultados pero la aparición de presentaciones mas elaboradas como los parches dérmicos que facilitan el suministro y que muchas veces por novedad son aplicados a pacientes que conservan su capacidad para recibir vía oral y dispuestos a recibir múltiples medicamentos sin oponer mayor resistencia, facilitan la tendencia alcista de los laboratorios que siempre se escudan en los costos de desarrollo e investigación de sus productos.

 

Los adicionales son también objeto de controversia: los antipsicóticos son vistos como un apoyo invaluable para contener pacientes agresivos o agitados pero también como razón de múltiples caídas y fracturas, que se convierten en un daño colateral de estas enfermedades, los antidepresivos de alta gama, también han sido estudiados como un elemento importante de modificación del estado general pero también como un placebo poco útil por la dificultad para evaluar si la apatía general del paciente corresponde en verdad a una depresión clínica o es solo una consecuencia general del deterioro cognitivo. Los pañales desechables, las cremas y productos de limpieza constituyen una exigencia frecuente de los familiares que son casi siempre negados por  las entidades de salud que  lo ven como algo exagerado teniendo en cuenta que la mayoría de pacientes pueden movilizarse por sus propios medios sin considerar que aunque conserven su motricidad, su cerebro no reacciona con la rapidez necesaria para considerar ese tipo de urgencias físicas y en general el asunto termina siendo definido por un juez mediante una acción de tutela.

 

En todo caso, lo mas común es que los pacientes con demencia terminen multimedicados, con patologías sobreagregadas dermatológicas, psiquiátricas, ortopédicas y neurológicas. Con lesiones físicas por efectos adversos de los medicamentos y con gran dificultad de cuidado para el familiar que en no  pocos casos termina por ceder e internarlo en instituciones geriátricas cuyo costo casi nunca es asumido por el estado o por las entidades de salud.

 

Como la mayoría de pacientes con demencias han terminado su ciclo productivo en lo laboral, es poco lo que aportan en las estadísticas económicas pero cuando se realiza la evaluación de costos ha sido dejada de lado la necesidad de un cuidador a tiempo completo que debe pasar gran parte de su vida cuidando a alguien que no tiene resonancia afectiva y respuesta emocional importante a esta dedicación exclusiva, por su misma enfermedad, y que como resultado el familiar termina convirtiéndose en un segundo paciente con cuadros depresivos o ansiosos por las limitaciones y obligaciones que se le imponen.

 

Es difícil saber cual fue la razón por la que los economistas de la época no consideraron adecuadamente la importancia del síndrome demencial pero es evidente que con el aumento paulatino de años de vida de los seres humanos que ya sobrepasan en la mayoría de los países los setenta y cinco años, seis años mas que la expectativa de vida en los noventa,  la pirámide poblacional se esta invirtiendo a pasos agigantados y la presencia de esta patología en la población envejecida se hace cada vez mas importante y si todavía no es la numero uno en la lista, pronto lo será.

 

IVAN OSORIO SABOGAL

Publicado por Ivan | No hay comentarios

Comentarios

Debe haber iniciado sesión para dejar un comentario

  • No hay comentarios
Más artículos
Usuario: Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
Nombre: Apellidos: Usuario: Contraseña: Verificar contraseña: Correo electrónico:
Terapeutas conectados
En este momento no hay terapeutas disponibles en línea.

Para ser atendido en línea, seleccione el número de sesiones y el psicoterapeuta de su preferencia.

Sesiones
Psicoterapeuta
Frase célebre

Alguien con una idea nueva es un loco.. hasta que la idea triunfa. Demos gracias a los insensatos.

Mark Twain

Grafiteros
  • Facundo: Camina o te alcanza la Parca http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/news/fullstory_150458.html#.VMKSDoJeJx
  • kitayama: Expresar la ira es malo para los gringos y excelente para la salud de los japoneses
  • Mion: Ahora resulta que hacerse pis en la cama es el medidor de depresión: si te cascan te deprimes, si no lo hicieron, te salvas
  • Glass: No seas plástico, regresa al envase retornable
  • nietzche: Segun la mitologia cristiana, hoy 22 de octubre dios creo el mundo. Me gustaria saber quien y como pudo verificarlo
Saludo
Encuestas

Dado el creciente interés en el tema de la felicidad, nos preguntamos: ¿Cual de estas cosas te haría mas feliz?

Ganar la lotería
Tener un trabajo estable
Ser correspondido en el amor
Vivir muchos años
Resultados
Síganos
© 2017 Alféizar - Todos los derechos reservados
Desarrollado por FELINUX LTDA