Por favor espere ...
Servimos en salud mental
El pendejo que dijo NO

viernes 10 de febrero de 2017, 01:13:20 PM

 

 

EL PENDEJO QUE DIJO NO

 

En respuesta a la entrada del blog http://historiayregion.blogspot.com.co/2013/11/lucelly-garcia-tobon-la-capitana_9.html

 

 

 

No se si valga la pena, pero pienso que todo elogioso panegírico merece una nota discordante para dar una visión mas realista de estos semi héroes tan comunes en nuestro ideario cotidiano de este país donde crecemos con esas pequeñas glorias.  Al cabo tuvo sus deslices matrimoniales Ulises, y Aquiles tenia un carácter de mil demonios, hechos que fueron dejados de lado por nuestros profesores de bachillerato para presentárnoslos como modelo a imitar, y hasta Bolívar tiene hoy en  dia numerosos detractores que intentan por todos lados derrumbar el mito que leímos en la primaria y cuya loa hicimos en las izadas de bandera.

 

En todo caso,  aunque nunca crucé una sola palabra con doña Lucelly, si tengo un recuerdo imperecedero que durante años me ha hecho pensar acerca de mis propias emociones, que gracias a ella han involucrado sentimientos de rabia y dolor que solo ahora, muchos años después, trato de superar. 

 

A mediados de los ochenta, gracias a los buenos oficios de la doña y según espero a sus propias ejecutorias, mi padre fue nombrado por el concejo municipal del pueblo como tesorero municipal, en  un caserío eternamente quebrado pero que lograba sobrevivir, pavimentar algunas calles y dar de comer a un pequeño grupo de burócratas que dormitaban en las oficinas del palacio municipal sin mayor quehacer.

 

Mi padre me había comentado que le habían ofrecido la personería municipal, cargo que ya había ejercido tiempo atrás,  y la tesorería municipal, que finalmente aceptó porque el salario era de unos quinientos pesos mas.   En esencia se encargaba de recolectar los impuestos municipales de la época y distribuirlos escasamente entre los funcionarios que cada mes pasaban por su cheque.

 

La cosa no parecía muy compleja pero en algún momento se acercó la señora en mención a hacer una exigencia rotunda. Decía la líder política que los funcionarios cuyo nombramiento había sido influenciado por ella, después de firmar su contrato, simplemente dejaban de pagar la “cuota del directorio“, que es algo asi como un diezmo que cobraba esta política y me imagino que todos los demás,  para el sostenimiento de una oficina que funcionaba en alguna cochera de la ciudad y donde los pobres se acercaban a hacer sus requerimientos a la doctora como en tiempos de servidumbre de la edad media.  Mercados, drogas y todas esas cosas que la líder entregaba como una donación bondadosa que solo pedía en contraprestación un voto o el de una familia.

 

En fin, la señora le exigió a mi padre,  que en vista de esta renuencia de los doctores que llenaban los seis pisos del palacio municipal a cancelar su donativo obligatorio, debía empezar a realizar la retención involuntaria del  nuevo tributo.  Mi padre la escucho impasible y luego con el temor que daba contradecir a la doña pero firme en sus convicciones, le explico que ese ítem no era posible y que además era completamente ilegal.

 

No conozco el contenido completo de la conversación.  Pero si sus consecuencias: mi padre salió del cargo en menos de un mes y nunca mas pudo conseguir empleo en el pueblo.  Tenia cuarenta años y se había acostumbrado realizar esas labores burocráticas por lo cual  no tuvo la fuerza suficiente para buscar empleo fuera del pueblo y la dependencia emocional de su esposa y sus hijos le impidieron salir de esa encrucijada y se hundió en la amargura.

 

Pude terminar la universidad gracias a los esfuerzos de mi mamá, que nunca había trabajado, como hija preferida de finquero,  pero que no reparó en irse a trabajar como vendedora en una tienda escolar por todo el tiempo que fue necesario para poder graduarme.

 

Veinte años después,  esta anécdota se removió en mi cabeza cuando al llegar al remedo de oficina que tenia a cargo en el psiquiátrico, encontré sentado junto a la puerta a uno de los representantes a la cámara que me dio la mano, me contó quien era y luego me instó a que le entregara la lista de los profesionales que trabajaban a mi cargo para poder hacer la exigencia económica  a cada uno de ellos, pues según él,  estaban trabajando gracias a su intercesión.  El discurso de mi padre me inundó y me negué a hacerlo, le eche el discurso consabido sobre la honradez y como debía vivir con su salario y no con el de los demás, exigiéndole además en un acto de valor impensado en alguien como yo, que se fuera de la oficina.  El tipo salió de la oficina y fue a la de mi superior, contó lo mismo y recibió las disculpas por mi comportamiento además de una lista con la que seguramente pudo hacer el cobro de su diezmo.  El valor solo me duró un rato, esa noche y varias mas, no pude dormir, pensando que iba a hacer cuando me echaran del trabajo.

 

Como toda historia contada por uno de los protagonistas, es posible que existan aristas que no alcance a ver, pero hoy, con menos enojo y mas admiración, cada vez que me corresponde negarme a las exigencias de algún superior por alguna razón de estas, me llega la historia que de alguna manera se convirtió en mi lección de vida y la razón por la que admiro a mi padre sobre todos los demás, porque con todos sus defectos fue capaz de decir que no y hacer prevalecer su honestidad.  

 

 

IVAN OSORIO SABOGAL, MD

Publicado por Ivan | No hay comentarios

Comentarios

Debe haber iniciado sesión para dejar un comentario

  • No hay comentarios
Más artículos
Usuario: Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
Nombre: Apellidos: Usuario: Contraseña: Verificar contraseña: Correo electrónico:
Terapeutas conectados
En este momento no hay terapeutas disponibles en línea.

Para ser atendido en línea, seleccione el número de sesiones y el psicoterapeuta de su preferencia.

Sesiones
Psicoterapeuta
Frase célebre

La claridad es una distribución acertada de las luces y las sombras

Hamann

Grafiteros
  • Facundo: Camina o te alcanza la Parca http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/news/fullstory_150458.html#.VMKSDoJeJx
  • kitayama: Expresar la ira es malo para los gringos y excelente para la salud de los japoneses
  • Mion: Ahora resulta que hacerse pis en la cama es el medidor de depresión: si te cascan te deprimes, si no lo hicieron, te salvas
  • Glass: No seas plástico, regresa al envase retornable
  • nietzche: Segun la mitologia cristiana, hoy 22 de octubre dios creo el mundo. Me gustaria saber quien y como pudo verificarlo
Saludo
Encuestas

Dado el creciente interés en el tema de la felicidad, nos preguntamos: ¿Cual de estas cosas te haría mas feliz?

Ganar la lotería
Tener un trabajo estable
Ser correspondido en el amor
Vivir muchos años
Resultados
Síganos
© 2017 Alféizar - Todos los derechos reservados
Desarrollado por FELINUX LTDA