Por favor espere ...
Servimos en salud mental
INSOMNIO

lunes 09 de mayo de 2011, 11:11:37 PM

 

 

Una de mis fantasías de los ochentas era la imagen mental que evocaba un texto que leí alguna vez. En él, un experto en futurismo, si  es que puede haberlo, contaba que en algún momento los seres humanos desarrollarán una simbiosis en que  algunas especies de algas se introducen bajo el cuero cabelludo y realizan labores de fotosíntesis para de esta forma obtener alimento para ambos. El hombre clorofila, creo que se llama este sujeto vegetal ficticio del siglo XXV que pierde el cabello y se hace traslucido para permitir mayor paso de luz a su capa de algas o mohos o algo así. El único problema era que los tales, al lograr tanto alimento mediante este sistema no tendrían necesidad de nutrirse de otra forma y finalmente se les achica la boca.

 

Imaginaba esto cuando por la tele veía a los hinchas más modernos de la época, que ingresaban con el cabello pintado de verde a ver al Nacional de Higuita y de Usuriaga. Pero estos fanáticos que yo observaba por la tv, sin importar si su equipo ganaba o perdía, salían del estadio desperdigando sandeces a los cuatro vientos como si en vez de boca tuvieran un ventilador de techo. En el caso que expongo, el asunto no pasaba a mayores porque sucedía lo mismo con los hinchas teñidos de rojo  y de azul de nuestros estadios, que no obtendrían el alimento de su supuesta fotosíntesis craneana.

 

Esta pesadilla del hombre clorofila se me despierta cada cierto tiempo. En los últimos meses en relación a uno de mis  numerosos problemas psicológicos que no he tenido tiempo de comentar con mi analista.  El asunto empieza con mi pueril afición (¿obsesión?) por observar los dedos de los pies de la gente que pasa cerca.  Antes no era nada grave, pero al vivir en Cali, donde hombres, mujeres, niños  y perros  van por la vida en sandalias, chanclas, pantuflas y zapatos destapados, mi vista no puede apartarse del suelo. En general los dedos de los pies no tienen nada espantable, solo merecen una segunda mirada algunas uñas largas asquerosamente pintadas como un cuadro naturalista lleno de flores y aves del paraíso. 

 

Pero al observar de forma detenida cientos y  miles de dedos a lo largo de mi vida, encuentro cada vez mayor número de jóvenes con una característica especial: los tres primeros dedos son aparentemente normales, pero entre estos y el dedo más pequeño, empieza a desaparecer el cuarto, el equivalente al anular de nuestra mano. Este pequeño muñón, de tamaño incluso más pequeño que el siguiente, parece estar atrofiándose en la siguiente generación y eso me perturba. 

 

¿Sera este el primer paso de una transformación mayor? Los libros de futurismo hablan de la progresiva atrofia de las muelas del juicio que hoy en dia deben ser extraídas a los adolescentes de forma quirúrgica y se ha observado un aumento en las personas que ya no traen estos dolorosos aditamentos, que constituyen la pesadilla de nuestros adolescentes, de caras más pequeñas y que no necesitan para nada estos molares, cuya función en nosotros y en los arquetipos primitivos era desgarrar la carne mas fibrosa y dura de las victimas consumidas crudas por nuestros antepasados de Cromagnon.

 

Pero y esto que tiene que ver con el cuarto dedo. Para que necesitaba el hombre el cuarto dedo del pie. ¿Tal vez para la marcha? Como ahora no corremos con nuestros anchos pies sino que necesitamos adaptarlos a unas sandalias más estrechas y si mi teoría neo Lamarckiana fuera cierta, tal vez los primeros dedos en desaparecer serian los de las geishas japonesas. Como nunca he visto ninguna de estas señoras caminando por mi barrio, dejo este asunto a mis amigos errabundos que están por esos lados.

 

Según los paleontólogos, las especies sobre la tierra se extinguen o evolucionan a otro ser diferente en aproximadamente un millón de años. Como nuestra especie apenas lleva unos cientos de miles, la posibilidad de la extinción no es algo que me preocupe en gran medida. Sé que acabara pasando, con guerra nuclear o sin ella. Al fin y al cabo ya lo hicieron los ictiosaurios, los triceratops y los australopitecus sin armar tanto escándalo. Pero el asunto de que Lamarck tenía razón y como resultado nos estemos convirtiendo a toda velocidad en una especie nueva, con cuatro dedos en los pies y  sin muelas del juicio me tiene pensando. ¿Cómo se llamara este nuevo sujeto?

 

Esta sería solo una pesadilla sin demasiados argumentos si no fuera porque la idea de  ser un prototipo con numerosas fallas, que está siendo cambiado por un modelo del año siguiente parece ir ganando terreno en nuestro imaginario. Ejemplos clásicos son el ahora famoso  pulgar de juego electrónico o de blackberry, que ha pasado de ser un aditamento oponible que  permitió a los abuelos agarrar la lanza y luego a nosotros el lápiz sin mayor habilidad y que hoy ha llegado a ser el dedo de la comunicación celular de las nuevas generaciones.

 

Incluso nuestra cara está sujeta a cambios por la modernidad: no en vano el cirujano de Cindy Crawford se invento la “arruga del blackberry”  que al parecer solo tienen las personas que se dedican a mirar frunciendo el entrecejo para poder entender el contenido de los pequeños mensajes de texto que deben descifrar de forma cotidiana. Se espera que en los próximos años se pueda reconocer este nuevo y moderno espécimen humano.

 

Lástima que la supermodelo no haya entendido a tiempo que es una X-Woman e insista en aplicarse botox para borrar la arruga. Tal vez si lo pensara mejor la contratarían para la próxima película de la saga, y puedo anticipar que tendría un cuarto dedo vestigial, un pulgar en forma de lapicero, su cabello estará teñido de verde y casi puedo asegurar que no le asignarían argumentos.

Publicado por Jason | No hay comentarios

Comentarios

Debe haber iniciado sesión para dejar un comentario

  • No hay comentarios
Más artículos
Usuario: Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
Nombre: Apellidos: Usuario: Contraseña: Verificar contraseña: Correo electrónico:
Terapeutas conectados
En este momento no hay terapeutas disponibles en línea.

Para ser atendido en línea, seleccione el número de sesiones y el psicoterapeuta de su preferencia.

Sesiones
Psicoterapeuta
Frase célebre

Las estrellas brillan para todos, solo hay que saber mirar.

Anónimo

Grafiteros
  • Facundo: Camina o te alcanza la Parca http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/news/fullstory_150458.html#.VMKSDoJeJx
  • kitayama: Expresar la ira es malo para los gringos y excelente para la salud de los japoneses
  • Mion: Ahora resulta que hacerse pis en la cama es el medidor de depresión: si te cascan te deprimes, si no lo hicieron, te salvas
  • Glass: No seas plástico, regresa al envase retornable
  • nietzche: Segun la mitologia cristiana, hoy 22 de octubre dios creo el mundo. Me gustaria saber quien y como pudo verificarlo
Saludo
Encuestas

Dado el creciente interés en el tema de la felicidad, nos preguntamos: ¿Cual de estas cosas te haría mas feliz?

Ganar la lotería
Tener un trabajo estable
Ser correspondido en el amor
Vivir muchos años
Resultados
Síganos
© 2017 Alféizar - Todos los derechos reservados
Desarrollado por FELINUX LTDA