Por favor espere ...
Servimos en salud mental
LA "ARTICULACIÓN" DE LA LOCURA

lunes 28 de marzo de 2011, 11:25:10 PM

Hace un tiempo vengo escuchando que se usa la palabra articulación, para denominar toda clase de acciones de trabajo, sobre todo en las atinentes al área de salud, en que agua y aceite se encuentran y se mezclan con la aparición del puente mágico de la palabra mencionada que como aquí nos reúne.

Me es imposible no evocar la ilusión niña que cabía al tomar entre las manos un muñeco de plástico o pasta absolutamente inmóvil y pretender que sus articulaciones hicieran lo que hace una rodilla o un codo humano ordinarios, lo cual actualmente es bastante sencillo y posible, porque existe la articulación para todo. Muñecos y muñecas cuasi-humanos, que mueven sus pequeñas partes y la palabra que ata lo antes irreconciliable.

Ahora, al traer este término que hace suspirar a los amigos de abarcarlo todo, también me es imposible no pensar en la posibilidad de articular a este texto la palabra, locura. Y es que la locura, que genera tantos supuestos, encuentros y desencuentros a su alrededor, merece que se le distinga, porque lleva consigo dos caras que, como en la película, “el cisne negro” o en una con más tiempo de añejamiento, “sexto sentido”, tienen un delgado hilo de agua que las divide.

Por un lado se tiene a la locura incapacitante, la que crea realidades propias y dificulta o impide la relación interpersonal. Aquella que se asocia con algún personaje de pueblo o de ciudad en una esquina, que le habla a una piedra y canta el estribillo que hizo famoso a José Alfredo Jiménez: “una piedra en el camino, me enseñó que mi destino era rodar y rodar…” después grita, “el que inventó la vida es un loco” y lanza la piedra hacia el cielo, queriendo bajar una luz de ese gran árbol celeste.

De otro lado, se tiene la locura que permite tejer imposibles, soñar, hacer cosas no comunes, ver más allá de la mirada y el famosísimo stress cotidiano. La locura que propone, que crea ante la necesidad, la locura que rescata sonrisas de largas jornadas que esperan un mínimo salario, la locura portadora del difícil amor, la locura abierta a las dudas que generan la pasión por investigar, la locura de tener fe, la locura de hablar de fe, de reunirse con otros a generar un proyecto sin ánimo de lucro, la locura que se basa en la idea de vivir, a pesar de la muerte continua, la locura que posee un artista, alguien que inicia por el final y ve tras las luces la cara oscura y viceversa.

Precisamente, un loco de estos con proyectos y sin dinero, con alegría sobre la tristeza, es un loco en ocasiones halagado y en otras, criticado o que fracasa en el intento de sus ideas, aviones de papel.

Allí donde la ansiedad y el eco de la duda llaman, aparecen las dificultades, que algunas veces, requieren acompañamiento. Este acompañamiento, cuando se busca en un servicio de psicología, genera la voz colectiva que asemeja a la psicología con una “ciencia para locos”, y quizás sí tengan razón. Es una ciencia para locos que ven más allá, es una ciencia que articula la libertad de la palabra con el ejercicio de una sana locura que no es otra cosa, que la asunción de una ética que permita que fluya el deseo real, el deseo que construye e invita a diálogos de innovación, el deseo de un artista sobre cualquier profesión u ocupación, que quiere hacer sonar fuerte su voz de saxofón.

He aquí, la articulación: La locura que cura, la razón de una locura que, cuando lo requiere, con un profesional en frente, es capaz de generar la realidad para esa voz creadora.

Así pues, la articulación como un término bastante alocado, nos permite ver las dos caras de una locura que se une en la posibilidad de soñar con otros mundos, mundos que debemos responsabilizarnos a tocarlos con  nuestras manos y dejarlos para que otras manos que surjan de las nuestras los toquen y los re-creen.

Publicado por Milton Fabian | 1 comentario

Comentarios

Debe haber iniciado sesión para dejar un comentario

  • Ivan dijo:

    Muy bueno tu artículo, Milton. Articular es un nuevo y extraño vocablo técnico que hace que nuestros esfuerzos se parezcan a esos muñecos de juguete viejos, que siempre se rompían por la misma parte y quedaban solo unidos por ese pedazo de tela que parecía el pedazo mas débil. Dejémonos de articular y pongámonos a trabajar, que en el camino nos encontramos si estamos buscando el mismo proposito.

    Mar 29 Mar 2011 07:35:09 COT

Más artículos
Usuario: Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
Nombre: Apellidos: Usuario: Contraseña: Verificar contraseña: Correo electrónico:
Terapeutas conectados
En este momento no hay terapeutas disponibles en línea.

Para ser atendido en línea, seleccione el número de sesiones y el psicoterapeuta de su preferencia.

Sesiones
Psicoterapeuta
Frase célebre

Hay personas silenciosas que son mucho más interesantes que los mejores oradores.

Benjamin Disraeli

Grafiteros
  • Facundo: Camina o te alcanza la Parca http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/news/fullstory_150458.html#.VMKSDoJeJx
  • kitayama: Expresar la ira es malo para los gringos y excelente para la salud de los japoneses
  • Mion: Ahora resulta que hacerse pis en la cama es el medidor de depresión: si te cascan te deprimes, si no lo hicieron, te salvas
  • Glass: No seas plástico, regresa al envase retornable
  • nietzche: Segun la mitologia cristiana, hoy 22 de octubre dios creo el mundo. Me gustaria saber quien y como pudo verificarlo
Saludo
Encuestas

Dado el creciente interés en el tema de la felicidad, nos preguntamos: ¿Cual de estas cosas te haría mas feliz?

Ganar la lotería
Tener un trabajo estable
Ser correspondido en el amor
Vivir muchos años
Resultados
Síganos
© 2017 Alféizar - Todos los derechos reservados
Desarrollado por FELINUX LTDA