Por favor espere ...
Servimos en salud mental
INMIGRANTES SIN VISA

lunes 09 de julio de 2012, 02:16:47 PM

 

 

 

La semana pasada recordé sin querer a mi profesor de biología de noveno grado cuando para la nota final de la materia nos exigió llevar a clase un sapo común. La diversión empezaba cuando superábamos el asco de meternos a la charca hasta las rodillas, mientras babosas y renacuajos nos acariciaban los dedos de los pies y en el entretanto, alumbrados con una linterna intentábamos capturar al sapo mas grande. Premio suficiente para ganarnos el resfriado sin chistar y llegar al dia siguiente con el ejemplar que no paraba de croar dentro de la botella grande de mayonesa a la que habíamos hecho unos rotos en la tapa metálica, con la puntilla oxidada que encontramos en casa.  

 

Cada uno de los héroes que habíamos logrado llevar el ejemplar nos mirábamos con satisfacción mientras los demás incapaces eran asignados a las mesas, como observadores.  El profesor nos hizo su exposición sobre la anatomía del animal y luego nos entregó a cada uno de nosotros una cuchilla de bisturí que tomamos con algún asombro. Luego nos pasó un algodón embebido en éter y nos dijo que agarráramos el sapo con fuerza y le pusiéramos el algodón tapándole la cara.

 

Ya para entonces, algo me escocía en la cabeza y una preocupación empezó a rondarme cuando nos pidió que tomáramos el bicho, que estaba desmadejado en nuestra mano, y lo extendiéramos panza arriba sobre la mesa de examen.  “Ahora, tomen el bisturí con la mano derecha y hagan una incisión desde la parte central de la mandíbula hasta el pubis para exponer los órganos internos”.  

 

Lamentablemente para mi futuro como investigador científico, mi mano derecha tembló y no logró empujar suficientemente la cuchilla. Al sentir el pinchazo, mi sapo, apropiadamente llamado “Liberto” saltó con todas sus fuerzas y puso pies en polvorosa mientras era perseguido por  los demás que me miraban con enojo porque su calificación quedaba en entredicho.

 

Toda esta historia la recordé después de leer las últimas noticias sobre la confrontación de dos pesos pesados de la ciencia en Colombia, que un juez dirimió a favor de la naturalista Angela Maldonado y su grupo, en contra de Manuel Elkin Patarroyo y la FIDIC. Como resultado,  los perdedores deberán suspender la caza del mono nocturno Aotus Nancymaae para sus propósitos de investigación sobre la malaria. Me pareció muy interesante y característico de nuestro espíritu santanderista, la razón aducida por el tribunal que al encontrar que el mico no estaba registrado como habitante de nuestro país sino de Brasil y Venezuela, era algo así como un inmigrante ilegal y no podía ser sujeto de experimentación si no se obtenía la autorización por los países de origen.

 

En todo caso, lo verdaderamente controversial del asunto es la utilización de animales de experimentación para realizar investigación sobre enfermedades humanas. Los del  grupo de la doctora Maldonado no se oponían a la utilización pero decían que el animal era una especie en riesgo de extinción y que por tanto se debían regir por la legislación vigente sobre el asunto y en plata blanca que Patarroyo solo tenía autorizado experimentar con 800 micos al año y estaba utilizando casi mil ejemplares.  Tampoco estaban de acuerdo con la práctica de retornar los animales al hábitat cuando se terminaba su periodo experimental y habían sobrevivido, prácticas que realizaba el grupo a diferencia de otros laboratorios de países desarrollados donde los animales son criados en cautiverio y son sacrificados en su totalidad cuando se consideran inservibles para propósitos de investigación. 

 

El asunto de sacrificarlos  o devolverlos a la selva,  parece ser un método político de complacer a los grupos ambientalistas debido a que de esa manera se evita la muerte del animal en cautiverio (aunque se devuelva a la selva en condiciones desiguales a como fue capturado), que parece ser algo similar al asunto aquel de no matar los toros en la plaza delante de los espectadores sino a tiros en el corral. Métodos que complacen al vulgo pero que en últimas son solo píldoras doradas.

 

Podría pensarse a favor, que culturalmente los monos han sido capturados para alimentarse por los indígenas de la amazonia y que ahora se han convertido en cazadores de monos para ayudar a la investigación y el desarrollo de la ciencia, además para mejorar los indicadores de desempleo de los últimos gobiernos en nuestro país. Pero el asunto es que en vez de tener una población estable de animales en los laboratorios para realizar los experimentos necesarios para el bien de la humanidad,  la cacería se ha convertido en un negocio con implicaciones legales graves, como dice el juzgado, que lo considera inmigración de ilegales a nuestro país.

 

La presencia de animales en los laboratorios como conejillos de indias puede ser indudablemente un elemento clave para el avance científico pero cada vez son más las voces que se alzan en contra de estas prácticas, pues la consideran obsoleta.  

 

Si el doctor Patarroyo ha utilizado mil monos al año para  buscar la vacuna contra la malaria que está persiguiendo hace 30 años sin que la famosa vacuna aparezca por ningún lado excepto en los medios y en los cocteles, entonces por una sencilla operación matemática la población de monos sobrevivientes debe estar bastante enojada como para crear un ejército de monos en  contra de este sujeto al que no le tiembla la mano.  

Publicado por Ivan | 1 comentario

Comentarios

Debe haber iniciado sesión para dejar un comentario

  • Juan Carlos dijo:

    Interesante el debate. Me dejo pensando mucho la desarticulacion de los sistemas juridico, cientifico y naturalista. Los cuales al parecer cada uno camina por su lado y defiende lo que sus intereses conviene.
    Ademas de algunas preguntas que saltan a la mesa; Existe una etica cientifica? Cuales son sus princios fundamentales? Cual es la linea limitrofe entre la ciencia destructiva y la ciencia autosostenible con el medio ambiente? acaso las regulaciones cientificas en Colombia son tan precarias como lo eran hace algunos anos en Europa? Mas alla del proceso racional humano y su materializacion en el lenguaje, siendo esto lo que nos diferencia de los animales; es curioso que los hombres necesitemos aprender mas de los animales, que lo que los animales necesitan aprender de los humanos.

    Lun 09 Jul 2012 19:52:13 COT

Más artículos
Usuario: Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
Nombre: Apellidos: Usuario: Contraseña: Verificar contraseña: Correo electrónico:
Terapeutas conectados
En este momento no hay terapeutas disponibles en línea.

Para ser atendido en línea, seleccione el número de sesiones y el psicoterapeuta de su preferencia.

Sesiones
Psicoterapeuta
Frase célebre

Te puedes adornar con las plumas de otro, pero no puedes volar con ellas.

Lucian Blaga

Grafiteros
  • Facundo: Camina o te alcanza la Parca http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/news/fullstory_150458.html#.VMKSDoJeJx
  • kitayama: Expresar la ira es malo para los gringos y excelente para la salud de los japoneses
  • Mion: Ahora resulta que hacerse pis en la cama es el medidor de depresión: si te cascan te deprimes, si no lo hicieron, te salvas
  • Glass: No seas plástico, regresa al envase retornable
  • nietzche: Segun la mitologia cristiana, hoy 22 de octubre dios creo el mundo. Me gustaria saber quien y como pudo verificarlo
Saludo
Encuestas

Dado el creciente interés en el tema de la felicidad, nos preguntamos: ¿Cual de estas cosas te haría mas feliz?

Ganar la lotería
Tener un trabajo estable
Ser correspondido en el amor
Vivir muchos años
Resultados
Síganos
© 2017 Alféizar - Todos los derechos reservados
Desarrollado por FELINUX LTDA